Hojas de sala

La mirada fotográfica de Reuter es profundamente transparente y generosa, una mirada luminosa plena de militancia por la vida, aún en la noche más oscura como es la guerra de España.La exposición Walter Reuter, de la luz en la noche oscura. Fotografía en la guerra de España corresponde al periodo de su primer exilio, de 1933 a 1939.

Walter Reuter, de la luz en la noche oscura

Walter Reuter nace en Berlín en 1906. Desde muy joven ingresa al Partido Comunista de Alemania, fotografiando a los trabajadores alemanes. Su militancia de izquierda lo obliga a salir rumbo a la España republicana en 1933, el momento en que Adolf Hitler llega al poder. Se establece entonces en Málaga -donde nace su primer hijo-, Valencia y Barcelona, con continuos viajes a Madrid. Allí fotografía a los intelectuales y a gente común del pueblo, con una especial predilección por la infancia.

España de tres colores

Al estallar la guerra en España -1936-, Reuter continuará retratando al pueblo, esta vez desplazados de guerra, o bien civiles enrolados en el Ejército Popular Republicano. Asimismo, capta los rostros del teniente coronel Tagüeña, del presidente del gobierno español Juan Negrín López, de intelectuales como Max Aub o los alemanes Ludwig Renn y Hans Kahle. Asimismo, sigue con su lente a los voluntarios alemanes antifascistas de las Brigadas Internacionales, concretamente a la Brigada Thälmann. Durante su estadía en Barcelona, retrata la “Colonia México”, una colonia rural de niños desplazados por la guerra. Dicha colonia infantil situada en la localidad catalana de Arenys d’Amunt, fue financiada por el gobierno mexicano, como ejemplo de solidaridad de Lázaro Cárdenas con la causa republicana.

En tierras mexicanas

Al finalizar la contienda en marzo de 1939, Walter Reuter cruza la frontera rumbo a Francia. Al ser alemán, las autoridades francesas lo envían a un campo de trabajo a Argelia, en el África septentrional. En 1942 huye de allí para embarcarse con una visa tramitada por Gilberto Bosques desde el Consulado de México en el puerto de Marsella, Francia. Al llegar a México desarrollará un fructífero trabajo fotográfico hasta su muerte en 2005. La mirada fotográfica de Reuter es profundamente transparente y generosa, una mirada luminosa plena de militancia por la vida, aún en la noche más oscura de la guerra.